Pueblo Mágico, San Miguel de Allende

 

Hola mamacitas y papacitos! Siento escribirles poco pero voy organizándome, trataré de ser más frecuente, mientras tanto seguirme, si así lo deciden en las redes sociales.

En esta ocasión les quiero enseñar un “pueblo mágico” término que dio la secretaría de Turismo de México. Sin embargo más allá de esta definición quiero descubrirles el por qué de lo mágico. San Miguel de Allende forma parte de este conjunto de ciudades y poco a poco les iré publicando otras ciudades “mágicas”.

Esta ciudad se ubica dentro del estado de Guanajuato a 274 km. aproximadamente de la ciudad de México, para los seguidores que estén fuera del país, tengan una idea.

Como todo viaje en familia y con niñ@s, nos pasa de todo un poco. Aquí les dejo mis 5 básicos que no me pueden faltar en la pañalera o bolso del bebé y/o niñ@.

1.- Toallitas limpiadoras. Para mí es primordial tenerlas cuando salimos de viaje o tan solo a cualquier lugar. Sirven para todo. Y a malas no tienes, no te puede faltar crema humectante y papel higiénico, también te puede salvar en el momento.

2.- Pañales desechables. Mi hija de tres años, ya no usa pañal durante el día, únicamente por las noches pero aún así, traígo dos pañalitos que les he llamado “de emergencia”, tal cual.

3.- Un cambio de ropa. Cuando era más pequeña, llevaba dos o tres mamelucos o pañaleros, son básicos y cuando son pequeños es la más cómodo para ell@s y nosotr@s. Y ahora que ya no usa pañales durante el día, le llevo dos o tres calzoncitos-braguitas, por si alguna vez se le escapa la pipí o popó.

4.- Entretenimiento. Ahora mismo con mi hija, tengo que tener más recursos pero los principales son: Un pizarrón o pizarra para escribir “garabatos” “rayones”y/o cuadernos para colorear. Últimamente está “de moda” los celulares-moviles para entretener a los pequeños, sí que te salva en ocasiones, no digo que no lo haya hecho pero hay que informarse y entre varias no buenas consecuencias el ver caricaturas, dibujos les puede ocasionar Ansiedad. A partir de los tres años y con medida pueden ver alguna caricatura por una hora, es lo recomendable por algunos expertos en la materia y en mi experiencia lo puedo aceptar. Yo lo estoy trabajando con mi pequeña y por supuesto es todo un reto. Ya bastante tienen con todos los estímulos que se encuentran por doquier, como para ser yo misma que le de uno más. Ya tendrá toda una vida para estar y utilizar el mundo tecnológico, de hecho ya ha nacido “online”. Así que en la medida de lo posible que disfruten de lo “offline”.

5.- Paciencia. Llévate una dosis suficiente de paciencia porque todo suceso inesperado puede surgir, sin embargo ninguno lo suficiente como para ponerte de mal humor y no disfrutar del lugar, de la comida, de l@s personas con las que te encuentres, o te “desenfoques” de lo que realmente tienes que hacer en ese momento. Que se ha hecho pipí y ya no tienes pañales, ni cambio de ropita…NO PASA NADA, que hace un “berriche” se tira al piso, NO PASA NADA , te preguntas ¿qué hacer? si es menor de 2 años Abrazarl@ y abrazarl@, aunque tú quieras salir corriendo…y si ya tiene tres años como la mía, que ya me entiende más que menos, tratar de explicarle A DETALLE, lo más que puedas y también ABRAZARL@. Una vez con una amiga, me salió la frase, [jamás pensé dar tantas explicaciones a DETALLE] y  “tarán tarán” las tengo que dar sí o sí, para que más o menos me entienda.

Y en resumen esta ETAPA pasará, partiendo de mi propia experiencia, así que vivirlo relajad@.

Bueno es tu turno, enséñame tú pañalera o bolso? Qué no te puede faltar a ti mamacita y/o papacito? Y si no eres mamá aún, comparte igual qué no te puede faltar? A mí no me puede faltar (a Kenia) un lapicero-bolígrafo (esto me lo dejó grabado en el cerebro mi padre, siempre me lo decía, a él le podía faltar cualquier cosa menos un lapicero, el cual siempre lo traía en el bolsito de su camisa), crema humectante para manos, kleenex, labial de color y uno de brillo, un espejo. Y lo de siempre, el teléfono-móvil, llaves de casa, una libretita, el dinerito, por supuesto…cada vez he reducido los objetos porque si andas con niñ@s es mejor andar lo menos y lo primordial, ya me entiendes mamacita y papacito. En breve  lo muestro en la cuenta de Instagram.

Iniciamos con las fotos del pueblo Mágico:

Magia en  las calles empedradas son un gustazo en cierta parte,  los carritos o carreolas, aquí nada más no funcionan. Así que a “patitas” y como mi niña tiene tres años, a caminar se ha dicho…jejejeje esto sólo en teoría, déjenme decirles. A poco noooo mamacita y/o papacito??

Magia  en la arquitectura (Barroco mexicano y fachada neogótica) que podemos observar en la iglesia del centro.

Magia  En el caminar y lo que te encuentras en el paso de una ciudad en México.- La niña quiere su globo. En México no hay parque, espacio dónde no haya un vendedor de chucherías, globos, o jabones para hacer burbujas, entre muchas otras cositas.

Y Magia en …

 

Nos vemos en otro post con un pueblo mágico mexicano.

Comenta con Facebook