Me siento en tu cocina y Tú…

Me recibes con tu sonrisa inigualable, me das un beso, un abrazo y me das la bienvenida; me siento alrededor de tu cocina. La que hiciste tuya en tu estancia en México. Con tan sencilla actitud y como si estuviera en tu casa. Inicias comentando que podemos preguntar de todo, que podemos tomar fotos, grabar. […]

Continuar Leyendo